Home » Inteligencia Emocional » Nuevo novio? No sacrifiques estas 4 cosas
Nuevo novio? No sacrifiques estas 4 cosas

Nuevo novio? No sacrifiques estas 4 cosas

Cuando nos enamoramos y a lo mejor estamos por casarnos, tendemos a darlo todo por la persona con la que compartiremos el resto de nuestras vidas. Sin embargo, hay cosas que debemos cuidar para sentirnos cómodos dentro de nuestra relación, no lamentarnos en un futuro y mantener el espacio que cada uno se merece. Recuerda que ninguno es propiedad del otro. Aquí van cinco cosas que debes cuidar para que tu relación funcione a lo largo del tiempo.

1. Tu carrera profesional: Casarte implica tener la agenda más apretada y adquirir nuevas responsabilidades. Sin embargo, debes saber que tus estudios, actualizaciones profesionales y tu trabajo siempre serán lo que te satisfaga en tu vida productiva. Cada mérito que logres hará que te sientas mejor contigo misma. Por eso, establece los parámetros con tu pareja de que al casarte, seguirás trabajando, estudiando o estarás en constante búsqueda de cosas nuevas que quieras aprender. Algunas personas quieren vivir etapas como la de exclusivamente criar a sus hijos y esto también es válido, pero es importante conversarlo desde el principio.

2. Las amistades y familia: Una pareja, está compuesta por dos partes. Cada una tiene su familia y círculos sociales, esto implica que al comprometernos con alguien es importante que ambos compartan con los amigos y familiares de cada lado. Sin embargo, es normal que dentro de esas relaciones personales haya diferencias. No por eso debes dejar de visitarlos o compartir con ellos. Recuerda que antes de que existiera tu esposo o novio, esas personas ya formaban parte de tu vida.

3. Tiempo a solas: Este factor diría que es el más importante de todos, ya que la soledad en ciertos momentos en indispensable para reflexionar, mejorar internamente o simplemente encontrar el equilibrio que necesitas. De este modo, si te casas (o estás en una relación formal) recuerda que tu tiempo a solas es indispensable para que estés bien contigo y con tu pareja.

4. Tu salud: Compartir tu vida con otra persona implica que te adentres en sus gustos, hábitos, rutinas y forma de ser. Sin embargo, no debes olvidar que tu también tienes los tuyos. Por eso, continúa cuidando tu salud, tu ritmo de vida y tus hábitos personales. Acompaña a tu pareja a darse esos “gustitos” de vez en cuando como salir a comer, dormir hasta tarde o quedarse en la casa un fin de semana, pero no olvides mantener tu estilo de vida, no lo cambies completamente por él.

¿Crees que debemos cuidar estos detalles para que seamos completamente felices en nuestra relación? Comenta sobre este tema y déjame tus comentarios aquí.

Comentarios

Comentarios