Home » Salud » El mito de las dietas a base de proteínas – científicamente explicado!
El mito de las dietas a base de proteínas – científicamente explicado!

El mito de las dietas a base de proteínas – científicamente explicado!

Mucha gente cree que hemos engordado porque comemos demasiados almidones y azúcares, y no la suficiente carne, leche y huevos. Recientemente, el Comité Asesor de Guías Alimentarias de EEUU hizo recomendaciones sobre el consumo de colesterol en la dieta, ya que este debe ser restringido.

Así es, alimentarse a punta de carne y huevo no es saludable.

Aunque a las personas se les ha dicho durante décadas que deben comer menos carnes, huevos y lácteos, el consumo de éstos ha aumentado en un 67 por ciento y con ello la grasa saturada, 39 por ciento más azúcar, y el 41 por ciento más de carne en la decada del 2000 en comparación con la década de 1950. No en vano, estamos más gordos y menos saludables.

El debate no es tan simple como para recomendar que dejes de comer carbohidratos. La investigación científica muestra que la proteína animal puede aumentar significativamente el riesgo de mortalidad prematura por todas las causas, entre ellas las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y la diabetes tipo 2. El consumo excesivo de grasas saturadas y grasas trans puede duplicar el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.

Un estudio publicado en marzo pasado encontró un aumento del 75 por ciento en las muertes prematuras por todas las causas, y un aumento del 400 por ciento en las muertes por cáncer y la diabetes tipo 2, entre los grandes consumidores de proteína animal con menos de de 65 años.

Las dietas bajas en carbohidratos y altas en proteína animal promueven las enfermedades del corazón a través de mecanismos que no son sólo sus efectos sobre los niveles de colesterol. Obstrucciones arteriales pueden ser causadas ​​por aumentos en la ingesta de carnes, lácteos y huevos llenos de ácidos grasos. De igual forma, dichas dietas causan la disminución de la producción de células progenitoras endoteliales (las que ayudan a mantener las arterias limpias). Las yemas de huevo y carne roja parecen aumentar significativamente el riesgo de enfermedad cardiaca coronaria y cáncer debido a la mayor producción de trimetilamina N-óxido, o OTMA.

La proteína animal aumenta la IGF-1, una hormona de crecimiento similar a la insulina, y la inflamación crónica, un factor subyacente en muchas enfermedades crónicas. Además, la carne roja es alta en Neu5Gc, un azúcar que ayuda a la formación de tumores y que está vinculada a la inflamación crónica y aumentos del riesgo de cáncer.

Una dieta basada en plantas puede prolongar la vida mediante el bloqueo de la proteína mTOR, que está vinculada con el envejecimiento. Cuando calorías provenientes de las grasas animales fueron cuidadosamente controladas, los pacientes perdieron el 67 por ciento más grasa corporal que cuando se controlaron los hidratos de carbono.

Una dieta óptima para la prevención de enfermedades es una dieta vegana y alimentos enteros, dieta basada en plantas que es naturalmente baja en proteínas, grasas dañinas y carbohidratos refinados. Lo que esto significa en la práctica nada de consumir carne, lácteos o huevos ; muchas verduras, frutas, granos enteros, legumbres y productos de soya en sus formas naturales; muy pocos productos refinados como el azúcar y la harina blanca; y suficientes “grasas buenas”, como el aceite de lino / linaza, semillas y frutos secos. Una dieta saludable debe ser baja en “grasas malas”, es decir las grasas trans, grasas saturadas y las grasas hidrogenadas. Por último, necesitamos más calidad y menos cantidad.

Dean Ornish y sus colegas en el Instituto de Medicina Preventiva sin fines de lucro y de investigación de la Universidad de California en San Francisco, han llevado a cabo la investigación clínica que demuestra los muchos beneficios de un dieta basada en plantas, ésta puede revertir el daño y las enfermedades crónicas, factores de riesgo tales como colesterol. Nuestras intervenciones también incluyeron técnicas de manejo del estrés, el ejercicio moderado, como caminar y el apoyo social.

En la Universidad de California se ha demostrado en ensayos aleatorizados y controlados que esta dieta y estilo de vida pueden revertir la progresión de la enfermedad coronaria, incluso si es grave. Los episodios de dolor en el pecho disminuyeron un 91 por ciento después de sólo unas pocas semanas. Después de cinco años había 2,5 veces menos eventos cardiacos. El flujo de sangre al corazón mejoró en más del 300 por ciento.

Otros médicos, entre ellos el Dr. Kim A. Williams, el presidente del Colegio Americano de Cardiología, también están encontrando que esta dieta y estilo de vida pueden reducir la necesidad de una vida de medicamentos y transformar la vida de las personas. Estos cambios pueden también disminuir, detener o incluso reversar la progresión del cáncer de próstata en etapa temprana, a juzgar por los resultados de un ensayo controlado aleatorio.

Estos cambios también pueden “apagar” sus genes malos y “encender” sus genes que lo mantienen sano. Incluso pueden alargar los telómeros, los extremos de nuestros cromosomas que controlan el envejecimiento.

Mientras más personas se adhirieron a estas recomendaciones (incluyendo la reducción de la cantidad de grasa y colesterol que consumen), más mejoras evidenciamos a cualquier edad. Pero para revertir la enfermedad, una dieta vegana a base de alimentos enteros,  parece ser necesario.

Además, lo que es bueno para ti es bueno para nuestro planeta. La producción ganadera provoca más alteración del clima que todas las formas de transporte combinado. Y debido a que se necesita tanto como 10 veces más grano para producir la misma cantidad de calorías a través de la ganadería como a través del consumo de granos directa, comer una dieta basada en vegetales podría liberar recursos para los hambrientos.

Así que cuando renunciamos a comer alimentos que vienen de animales, ganamos más de lo esperado.

Dean Ornish es profesor clínico de medicina en la Universidad de California en San Francisco y fundador del Instituto de Investigación de Medicina Preventiva.

Comentarios

Comentarios

Similar posts