Home » Salud » Comer pescado genera depresión y hasta suicidio – Sanatuvida.com
Comer pescado genera depresión y hasta suicidio – Sanatuvida.com

Comer pescado genera depresión y hasta suicidio – Sanatuvida.com

La depresión es un trastorno mental grave, común y responsable de la mayoría de los suicidios, pero como ya lo hemos cubierto, la ingesta de frutas, verduras y antioxidantes naturales alivian la depresión. Así,  se ha llegado a conclusión de prevenir la depresión o disminuir sus efectos negativos a través de comer más frutas y verduras.

A nivel mundial, un millón de personas se suicidan cada año. Comparando países europeos, Grecia tenía las tasas más bajas de suicidio y Noruega las más altas. Tal vez sea el clima suave, pero a lo mejor tiene algo que ver con su dieta. 10.000 personas fueron estudiadas durante años, y los que siguen un patrón de dieta más mediterránea eran menos propensos a ser diagnosticados con depresión. ¿Qué había en la dieta que era protectora ante la tristeza? No fue el vino tinto ni el pescado; fue la fruta, los frutos secos y los frijoles. Por el contrario, se observaron tendencias adversas significativos para los productos lácteos y el consumo de carnes de mar.

Un patrón dietético similar se encontró en Japón; un alto consumo de verduras, frutas, setas y productos de soja se asoció con una disminución de los síntomas depresivos. De hecho, se encontró un aumento significativo del riesgo de suicidio entre los varones con alto consumo de mariscos. Un resultado similar se encuentra en el Mediterráneo. El alto consumo de pescado junto con un aumento en el consumo de mariscos se asocia con un mayor riesgo de trastornos mentales.

Una posible explicación podría ser el contenido de mercurio en los peces. Una acumulación de compuestos de mercurio podría aumentar el riesgo de depresión. Sabemos que el mercurio en el pescado puede causar daños neurológicos, tales como los efectos negativos sobre la enfermedad de Alzheimer, pérdida de memoria, autismo y depresión.

Así, el aumento del riesgo de suicidio entre las personas con un alto consumo de pescado podría ser atribuible a los efectos nocivos del mercurio en el pescado.

Los grandes estudiosos de Harvard encontraron resultados similares; cientos de miles fueron estudiados con sus dietas por hasta 20 años, y hay evidencia de que tomar aceite de pescado o comer pescado está relacionado con la depresión.

Recuerden ver y visitar los estudios científicos que así lo demuestran:

  1. Fruit, vegetable, and antioxidant intakes are lower in older adults with depression. M E Payne, S E Steck, R R George, D C Steffens. J Acad Nutr Diet. 2012 Dec;112(12):2022-7.
  2. Antioxidants as antidepressants: fact or fiction? G Scapagnini, S Davinelli, F Drago, A De Lorenzo, G Oriani. Antioxidants as antidepressants: fact or fiction? CNS Drugs. 2012 Jun 1;26(6):477-90.
  3. The relationship between plasma carotenoids and depressive symptoms in older persons. Y Milaneschi, S Bandinelli, B W Pennix, A M Corsi, F Lauretani, R Vazzana, R D Semba, J M Guralnik, L Ferrucci. World J Biol Psychiatry. 2012 Dec;13(8):588-98.
  4. A systematic review and meta-analysis of dietary patterns and depression in community-dwelling adults. J S Lai, S Hiles, A Bisquera, A J Hure, M McEvoy, J Attai. Am J Clin Nutr. 2014 Jan;99(1):181-97.
  5. Dietary patterns and depressive symptoms among Japanese men and women. A Nanri, Y Kumura, Y Matsushita, M Ohta, M Sato, N Mishima, S Sasaki, T Mizoue. Eur J Clin Nutr. 2010 Aug;64(8):832-9.
  6. Association of the Mediterranean dietary pattern with the incidence of depression: the Seguimiento Universidad de Navarra/University of Navarra follow-up (SUN) cohort. A Sanchez-Villegas, M Delgado-Rodriguez, A Alonso, J Schlatter, F Lahortiga, L Serra Majem, M A Martinez-Gonzalez. Arch Gen Psychiatry. 2009 Oct;66(10):1090-8.
  7. A double-blind, randomized controlled clinical trial comparing eicosapentaenoic acid versus docosahexaenoic acid for depression. D Mischolon, A A Nierenberg, P J Schettler, B L Kinkead, K Fehling, M A Martinson, M Hyman Rapaport. J Clin Psychiatry. 2015 Jan;76(1):54-61.
  8. Long chain n-3 fatty acids intake, fish consumption and suicide in a cohort of Japanese men and women–the Japan Public Health Center-based (JPHC) prospective study. K Poudel-Tandukar, A Nanri, M Iwasaki, T Mizoue, Y Matsushita, Y Takahashi, M Noda, M Inoue, S Tsugane, Japan Public Health Center-based Prospective Study Group. J Affect Disord. 2011 Mar;129(1-3):282-8.
  9. Suicide mortality in relation to dietary intake of n-3 and n-6 polyunsaturated fatty acids and fish: equivocal findings from 3 large US cohort studies. A C Tsai, M Lucas, O I Okereke, E J O’Reilly, F Mirzaei, I Kawachi, A Ascherio, W C Willet. Am J Epidemiol. 2014 Jun 15;179(12):1458-66.
  10. Long chain omega-3 fatty acids intake, fish consumption and mental disorders in the SUN cohort study. A Sanchez-Villegas, P Henriquez, A Figueiras, F Ortuno, F Lahortiga, M A Martinez-Gonzalez. Eur J Nutr. 2007 Sep;46(6):337-46.
  11. Omega-3 fatty acids for the treatment of depression: systematic review and meta-analysis. M H Bloch, J Hannestad. Mol Psychiatry. 2012 Dec;17(12):1272-82.
  12. Suicide mortality in the European Union. P Chishti, D H Stone, P Corcoran, E Williamson, E Petridou, EUROSAVE Working Group. Eur J Public Health. 2003 Jun;13(2):108-14.

Comentarios

Comentarios

Similar posts